Por fin tenemos un lugar donde trabajar y dejar los trastos de los espectáculos. Nos ha costado casi 2 años. Durante ese tiempo hemos flirteado con Conservas, la Piconera, Zzzinc, Fabra i Coats y hemos ocupado las casas de un montón de gente con cajas y maletas cargadas de cacharros. Gracias a todos por aguantar nuestras indecisiones. Pero finalmente lo tuvimos claro y nos instalamos en el Forat de la Vergonya, en la Calle Montanyans 6-8. Es un local enano (35m2) pero está delante del huerto que gestionan los vecinos y en una de las plazas más bonitas de la ciudad.

La historia del Forat de la Vergonya se remonta a los planes urbanísticos post barcelona olímpica. El Ayuntamiento junto con la construcción del nuevo Mercado de Santa Caterina quería “esponjar” el barrio y, de paso, construir un parking. Los vecinos se negaron y entre los años 2000 y 2006 okuparon el solar y construyeron un parque. Los enfrentamientos con la policía empezaron en 2002. Finalmente el Ayuntamiento abandonó el proyecto y, tras desmantelar el parque construido por los vecinos, se instaló otro más peinadito y “presentable” para el turismo. El Forat de la Vergonya está a dos pasos del Museu Picasso.

Encontraréis un bonito artículo del Manuel Delgado aquí, y aquí Deu anys sense vergonyes, blog muy completo que reúne la memoria de las luchas vecinales 10 años después.

Foto de Indymedia en el que se pueden ver los primeros parterres plantados por los vecinos, así como los primeros antidisturbios enviados por el Ayuntamiento.