COMUNICADO DE PRENSA:

The place of the Thing. Roger Bernat/ FFF, Atenas-Kassel 2017

La piedra de The place of the Thing inició su viaje de Atenas a Kassel el pasado mes de mayo. Tras ser celebrada, ignorada e incluso disputada por colectivos e individuos de Atenas, una de ellas permaneció en la ciudad. Fue adoptada (¿robada?) por el colectivo de refugiados LGBTI y se encuentra en paradero desconocido (ver comunicado 2). La segunda piedra llegó a Kassel en junio y, tras ser expuesta en los jardines del Museum für Sepulkralkultur, será subastada en e-bay.

Ninguna piedra será finalmente enterrada en el Thingplatz histórico de Landau (Wolfhagen), a 38 km de Kassel, que era la hipótesis inicial del proyecto. Por tanto, el proyecto quedará inconcluso o, si se quiere, el proyecto habrá fracasado.

El fracaso ha sido desde el inicio el estado de gracia de este proyecto. Aunque la enorme piedra, copia de “la piedra de los juramentos” del Ágora ateniense, fuera el pretexto para la movilización de los diversos colectivos que aceptaron convertirla en agente performativo de su aglutinación, el hecho de que muchos colectivos optaran por ignorarla la convirtió en un barco fantasma. Nocumento, como escribimos: ni monumento (vestigio o fetiche de una cultura milenaria), ni documento (rastro del encuentro ecuménico entre artistas comprometidos y colectivos) (ver Comunicado 1). La piedra llegaba a Kassel (donde se la recibió como “obra”) convertida en mentira y desobra. Escombro, si acaso, de un puente entre Grecia y Alemania que fue, en resumen, el proyecto general de esta Documenta.

La piedra fue acogida por el público de Documenta, que participó del proyecto con la entrega y candidez que ningún otro colectivo había demostrado hasta entonces. (¡Tan apasionado fue su compromiso que aparecieron grafitis anónimos denunciando la falsedad de la piedra de plástico!). Y fue participando sin reservas, como el público de Documenta hizo fracasar el proyecto.

El entierro de un pedazo de plástico en el mismo suelo que había sido usado como Thingplatz era el tipo de exorcismo indígena que solo podía realizarse con un colectivo capaz de ser irónico –y por tanto crítico– con su propia identidad. No lo encontramos en Documenta. Sin la necesaria ironía, el entierro sólo hubiera servido para solemnizar la muerte de algo que nunca estuvo vivo: otra liturgia dirigida a reafirmar un mito de identidad colectiva. El público de Documenta merece una ceremonia a la altura de sus convicciones. Enterremos pues la piedra en e-bay. Que el colectivo soberano de Documenta –su público– se libere de los ídolos que lo sustentan. Que el precio de verdad remate (o termine de matar) el valor de mentira.

(ver COMUNICADO 1) (ver COMUNICADO 2)

 

ANUNCIO:

El proyecto The place of the thing de Roger Bernat/ FFF quedará inconcluso el próximo 17 de septiembre, último día de Documenta 14. La copia de la piedra de los juramentos que fue traída desde Atenas será subastada en e-bay con un precio de salida de 1€. Habiendo perdido todo valor simbólico, será el colectivo de compradores de e-bay que decidirá su valor de mercado (si es que tiene alguno).

La piedra fue fabricada por el escenógrafo griego Freddy Gizas con poliestireno expandido, fibra de vidrio y pintura. Puede ser utilizada como banco al aire libre, mesa, cama o para la decoración de interior o del jardín.

Medidas: 250 x 70 x 50 cm. Peso aproximado: 40 kg.

(ver ANUNCIO 1)